Inicio blog

Costumbres mexicanas para celebrar el Día de Muertos

El Día de Muertos es una celebración mexicana que tiene sus raíces tanto en costumbres prehispánicas como católicas. La celebración, que tiene como objetivo honrar la memoria de los difuntos, se lleva a cabo el día 2 de noviembre, en conjunto con el 1 de noviembre cuando se celebra el Día de Todos los Santos en el calendario católico.

Por otra parte, el Día de Muertos sostiene el estatus de patrimonio oral e intangible de la humanidad otorgado por la UNESCO.

La tradición se basa en la creencia de que durante este día las almas de los seres queridos regresan del más allá; así, se celebra la vida y se conmemora la muerte. A pesar que esta tradición en esencia es la misma en todo el país, cada estado cuenta con sus variantes particulares. A continuación, te compartimos algunas de las costumbres que se practican para celebrar el Día de Muertos:

  • El altar de muertos. Esta costumbre es quizá una de las más visibles y arraigadas de los mexicanos, así como de las más antiguas. El altar de muertos contiene diversos elementos cada uno con su significado y objetivo. Un altar tradicional consta de 3 niveles, los cuales representan los peldaños que deben escalar las almas para llegar al mundo de los vivos: el cielo, la tierra y el inframundo. Para guiar y recibir a los difuntos se colocan caminos con flores de cempasúchil, que los guían por su aroma y color.
  • Las ofrendas. Estas se colocan en los altares, por ejemplo comida, bebidas, dulces o juguetes que más gustaban al difunto a quien se dedica el altar, con el fin de que su espíritu pueda disfrutarlos. Lo tradicional es que la ofrenda se coloque el 31 de octubre y no se toque hasta que haya terminado la celebración, momento en que los difuntos regresan satisfechos al inframundo. Solo entonces la ofrenda puede ser compartida entre amigos y familiares.
  • La figura de La Catrina. Uno de los elementos más peculiares del Día de Muertos es el humor frente a la muerte, y La Catrina es un ejemplo de esto. Este personaje fue popularizado por el caricaturista Guadalupe Posadas, y se le representa como un esqueleto con ropa de la alta sociedad. La justificación para diseñar a La Catrina de esta forma era plantear un memento mori (frase proveniente del latín que significa: “Recuerda que morirás”), con el objetivo de mostrar que la muerte se encuentra presente de manera cotidiana en todos los estratos sociales.
  • Calaveritas literarias. Otra manera de festejar el Día de Muertos y que involucra el humor es a través de la creación de calaveritas literarias. Consiste en jugar con rimas creativas y el sentido doble de las palabras para retratar a las personas como si estuvieran ya muertas, y así darle un toque de humor a un aspecto de la vida que es innegable para todos.
  • El pan de muerto. Un elemento infaltable durante estos días es la de preparar o compartir pan de muerto, así como ofrendarlo en los altares. Este pan tradicional se prepara de varios estilos diferentes dependiendo de la región. El más popular es redondo, espolvoreado con azúcar blanca o roja, con una esfera al medio sobre dos tiras cruzadas a manera de un cráneo y unos huesos. En otras regiones también se preparan panes con forma de personas, de animales, ovalados y decorados con alfeñiques o redondos cubiertos con ajonjolí. De igual manera, los ingredientes pueden variar según la región.

En La Preparatoria Rector Hidalgo te invitamos a que continúes con las tradiciones de nuestro país. Por este motivo, a través del Taller Literario se realiza la Tertulia Literaria, en donde se presentan obras inéditas de los alumnos y se lleva a cabo el concurso de pintura con la temática del Día de Muertos. Nuestro interés es complementar tu formación en esta etapa de tu vida mediante la conmemoración de nuestra cultura. ¡Seamos juntos parte de esta experiencia y disfrutemos de nuestras tradiciones culturales en La Rector!