Inicio exalumnos

Lizbeth Alcantar Villaseñor

En lo personal fue una experiencia que agradeceré siempre a la vida y por ende a ustedes…

Cuando la vida quiere que vivas algo se mueve de tal manera el universo para que el objetivo se logre, yo no iba a entrar a esta Prepa pues ya tenia mi examen aprobado en la UVAQ pero por una de mis amigas entramos varias, no se si recuerden a (Sheila Gonzalez, Alejandra Maciel, Georgina Rodriguez, Laura Ojeda). Estudiamos mucho para ese examen de admisión en ese entonces, generación 93-96 y quedamos todas, yo tenia mucho miedo estar ahí pero nos prometimos desde un principio HACERLA EN LA RECTOR, en lo personal me costó muchiiisiimooo trabajo pues en ese entonces pertenecía a la Selección Nacional de Tae Kwon Do y los entrenamientos eran muy duros y requerían de mucho tiempo, pero gracias a ese equipo que formamos ya con mas amigas Yunuen Vargas, Lucy, Sara Edith Lopez y más logramos muchas metas, de echo formamos parte de la selección de basquet en esa generación, fueron días muy pesados pero llenos de buena vibra y sonrisas y cuando llego nuestra graduación todas dijimos orgullosas SI LA HICIMOS EN LA RECTOR!!!

Después cuando todas entramos a nuestras respectivas carreras era asombroso la manera tan disciplinada, responsable y hasta cierto punto fácil el comienzo de nuestras carreras, cosa que debemos a la Rector, y hasta la fecha sabemos que si no hay disciplina, orden, dedicación y responsabilidad dificilmente se logra el objetivo que te propongas en la vida, jamás olvidaremos a nuestra querida maestra Naborina, el empuje de cada uno de sus colaboradores y hoy a manera personal les cuento que después de haberme dedicado a mi familia por 13 años, eh decidido realizar una Maestría en Historia del Arte, y saben porque, porque un día recibí del famosísimo Prof. Gustavo clases de Historia del Arte, y me hizo volar a esos hermosos lugares y desde entonces dije un día voy a estudiar esto, y no hay fecha que no se cumpla eh aquí hasta donde han llegado sus enseñanzas.

Por lo que no hay mas que decirles con el corazón en la mano MIL GRACIAS POR EDUCARNOS PARA LA VIDA.