Inicio blog

Mantener un equilibrio entre la vida escolar y social

alumnos-rector

Desde una edad muy temprana los niños aprenden a relacionarse primero con sus padres, con quien entablan una relación muy cercana, y depende de ello para que al ser un adulto pueda llevar a cabo una vida social segura y confiada ante las relaciones que pueda tener, esta capacidad de relacionarse incluye que reciba y brinde sentimientos de fortaleza, empatía y simpatía entre otros.
 
La vida social va muy de la mano con la vida escolar, ya que es ahí en donde nos enfrentamos a nuestra primera experiencia al integrarnos en un grupo donde los sentimientos y pensamientos son variados y a veces muy opuestos.
 
Para mantener un equilibrio entre la vida escolar y social debemos siempre tratar de ser empáticos, respetuosos y tolerantes para poder llegar a comprender lo que otra persona siente y piensa.
 
El que un estudiante lleve una vida social plena y satisfactoria le ayuda enormemente a tener una vida escolar de igual forma, ya que al sentirse aceptado e integrado a su grupo escolar podrá obtener mayores resultados académicos, además de que le ayudará a tener una buena conducta y la mejor disposición de crecer y convivir con sus compañeros y maestros.
 
Actualmente, y por desgracia, existen muchos jóvenes que desde niños no cuentan con estos lazos afectivos, lo cual ha desencadenado un problema que se ha convertido en problema nacional e incluso mundial, este es el caso del acoso o bullying, en donde los niños y jóvenes se dedican a maltratar psicológica y físicamente a personas que integran su círculo social (familia, amigos, compañeros y maestros, etc.).
 
Es por esto que debe existir siempre un buen equilibrio entre tu vida social y tu vida escolar, fomentar buenas amistades con tus compañeros de grupo e incluso con tus maestros esto te llevará a tener un éxito total en tu vida personal y profesional. El poder tener siempre presente que eres importante para todos, pero principalmente debes ser importante para ti mismo, ya que de ti depende tu crecimiento en todos los aspectos, esto te dará buenos resultados, especialmente te llevará a tener una excelente estabilidad emocional.
 
Los lazos familiares deben ser siempre sólidos, esto te brindará confianza  en ti mismo como ser humano. Sé empático y tolerante, respeta para que puedas recibir lo mismo. Es importante que vivas tu etapa de estudiante de preparatoria al máximo pues sólo hay una, pero no descuides nunca tus estudios ya que ambas cosas en conjunto te aportarán  una excelente estabilidad, lo que te llevará  a lograr con éxito todas las metas y objetivos que te plantees en tu vida personal y profesional.